Una Cooperante en Venezuela que comía pan de jamón

Un mes más la propuesta de Bake The World llega a los e-mails de los panarras con un objetivo claro: aprender y disfrutar viajando a través de los panes del mundo.

Este mes el reto era viajar a Venezuela, y deleitarnos con un “Pan de Jamón” típico de las fiestas de Diciembre. A parte de la elaboración del pan que siempre se disfruta, este reto me ha permitido viajar 10 años atrás en el tiempo, cuando la primera experiencia laboral en Latinoamérica llamaba a mi puerta.

En la elaboración de la masa y del relleno de este pan tan característico, me venían a la memoria las sonrisas, los bailes y los gritos de los chaval@s y niñ@s de la barriada de Zumurucuare, Santa Ana de Coro, en el Estado de Falcón.

2014-11-10 18.40.53

He recuperado algunas fotos para ir recordando y disfrutando aquellos sonidos, las experiencias vividas y todo lo aprendido. Mientras colocaba el queso costeño, el pernil y los pimientos, me ha venido a la cabeza Betty “la arepera” quien nos alimentaba prácticamente a diario con humitas, hallacas, palitos de queso, jugos, arepas rellenas y un sin fin de platos dulces.

2014-11-10 18.40.11

Al poner las aceitunas, me he acordado de Miguel Angel y su paciencia infinita, de los voluntarios que pasaron por el Complejo cada uno tan único e irrepetible. Al colocar las pasas, me viene a la memoria la inteligencia y la fuerza de Josberth y Juan que eran los jóvenes más aplicados y responsables del complejo, siempre cómplices.2014-11-10 16.02.57

Al enrollar el pan me he acordado de Efrain que velaba por nuestra seguridad por las noches, de los vecinos del frente Jesús, Maria Betania, María…y los paseos en buseta, de Yogledis, Maigualida, Hermary, Braulio, Ellianis, Liana y otros muchos nombres me vienen a la memoria .

2014-11-10 15.50.47

A mitad del proceso de amasado y leudado, sigo teniendo recuerdos a mar, a arena de las dunas de la Península de Paraguaná, mi convivencia con Olga, los viajes por la amazonía con la familia, las tardes enteras con artistas y artesanos de los que todavía guardo sus obras.

2014-11-10 18.43.59

2014-11-10 18.42.07

2014-11-10 19.13.33

Mientras espero a que la masa tome su forma antes de hornearla, recuerdo que en Venezuela descubrí el primer chinchorro o hamaca, del que ya no concibo siesta sin él, comí mis primeros mamones y mangos directamente del árbol, descubrí el sabor del tamarindo, del coco fresco directamente del cocotero. Tuve la oportunidad de realizar mi primera inmersión en el Caribe, y de presenciar por primera vez como los niños y niñas del barrio veían su realidad desde arriba, planteándonos la vida y sus diferentes perspectivas.

2014-11-10 16.05.15

2014-11-10 18.41.11

2014-11-10 19.03.51

El pan de jamón se hornea, y yo pienso en las cuentas de Sor Violeta, las horas compartidas en su despacho intentando aprovechar hasta el último céntimo de manera eficiente, todo por y para el proyecto. Me viene a la cabeza el cariño de Sor Consuelo, que me acompañó muy de cerca esos meses, quien me enseño que la fiesta de “Pancostes” no existe, que la vida va mucho más allá de cualquier religión, que lo que vale la pena son las personas y sus actos.

2014-11-10 17.57.26

2014-11-10 19.13.06

2014-11-10 18.38.14

Al cortar el pan y probar este manjar, recuerdo que hay que mirar siempre hacia delante, como aquella época en la que no podía ni imaginar que todo lo vivido me iba a marcar tanto en la vida, que las experiencias vuelven a mi recuerdo con un simple bocado, y que siempre me acompañarán allá donde el corazón me lleve.

Coro, Corito, Coro.

2014-11-10 19.00.30

2014-11-10 18.47.45

7 comentarios en “Una Cooperante en Venezuela que comía pan de jamón

  1. Precioso post. Como venezolana me siento muy agradecida por tan conmovedoras palabras y por guardar tan bonitos recuerdos de tu paso por mi país, de nuestra gente, de nuestra cultura. Gracias por difundir estos pensamientos, en estos momentos difíciles que vive Venezuela reconforta leer notas tan especiales como esta. Suerte en tus proyectos.

  2. Las puertas de nuestros hogares estarán abiertas para recibirlos con cariño. Tantos recuerdos y experiencias compartidas durante la estadía en Coro. Se le quiere un montón. Esperando un pronto regreso. Feliz Navidad y Mucha salud para ustedes. Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s