Olivos a vista de pájaro

Cuando uno se adentra en el Carpio de Tajo en Toledo, en la propiedad de Casas de Hualdo creada hace tan solo 5 años, sabe que algo bueno vas a aprender. La entrada  la finca a través de un cultivo de vega de 400 hectáreas te permite ir diferenciando la cebada, el  trigo, la avena, incluso cuentan con plantaciones de guisantes y pistachos, que muestran la diversidad del entorno.

 IMG_1946

En el centro de la finca de la familia Riberas, está la almazara desde donde se vislumbran los cultivos de olivo a orilla del rio Tajo. Más de 650 hectáreas para el cultivo de 300.000 olivos que dan fruto a cuatro varietales (Arbequina, Picual, Manzanilla y Cornicabra), le dan mucha personalidad a este aceite de oliva virgen extra.
Sigue leyendo