El Bành Mì y mi paso por Vietnam

image

Compañer@s de Viaje: Jose, Mikel, Roser, Maite, Juanlu y Piedad. Un murciano residente en Canarias, un valenciano, una catalana, una sevillana, dos vascos y una madrileña. Como si del mejor chiste se tratara…

Comienzo y termino el mes de Noviembre con una aventura, un viaje a Vietnam fascinante con  mis  compañeros de Paso Noroeste.

Una vez más aprovecho la ocasión para participar en Bake The World con el pan que forma parte de la cultura vietnamita por excelencia: el “Bành Mì”, y aunar así dos de mis pasiones: viajar y descubrir la gastronomía de los diferentes países del mundo.

Como estoy de viaje hasta que termine el reto, y no puedo tener acceso a mi cocina ni a mi horno, he preferido visitar las esquinas de Vietnam donde cada puesto tiene su peculiaridad, y también conocer a los profesionales de la panadería de este país.

Este pan muy famoso en Vietnam es parecido a una baguette, debido a la influencia francesa de la época colonial, pero en un formato más pequeño. Su corteza fina y crujiente, y su miga casi inapreciable, lo hacen ideal para rellenar y combinar con un sin fin de opciones culinarias.

image

El “Bành Mì” ha sido nuestro desayuno antes de iniciar las largas jornadas del viajero; nuestro tentempié cuando ya estábamos desfalleciendo; un reto especial por encontrar el mejor de cada ciudad; el bocado más delicioso de una noche en sleeping bus; y nuestra cena más suculenta donde poder conversar con la población local y conocerla más de cerca.

 

2015-11-20 23.13.13

Ingredientes básicos para un clásico

La clave de este bocadillo vietnamita está en su pan caliente y los ingredientes que lo acompañan. No pueden faltar el paté de campaña, el pepino, las hierbas frescas, los encurtidos caseros, carne o pescado seco, y alguna salsa.

Sin olvidarnos del picante. Todas las combinaciones son deliciosas!

Una de las panaderías que he visitado, famosa en la ciudad  de Dalat, es Liên Hoa donde he vivido en primera persona junto a Lee el proceso del pan con el que se hacen los bocadillos “Bành Mì”.

image

Casi todos los que comimos se realiza en hornos de pisos o soleras en bandejas. Aunque no quisieron desvelarme el secreto de su masa, la mezcla de harina de fuerza y de arroz está presente, y el azúcar esta incorporado en mayor proporción que otros panes.

El resultado final es impecable y solo apetece lanzarse a por uno!

 

 

image

Esta panadería que también es restaurante y hotel, distribuye a muchos puestos de la calle y tiene una oferta de 19 variedades de bocadillos que pueden realizarse al momento en el establecimiento.

También puedes complementar el menú con algún dulce tipo magdalena que está igual de deliciosos y según Maite son dignos de exportar.

 

 

En la ciudad de Hoi An tuve la oportunidad  de visitar el obrador “Bành Mi Phuong” y meter las manos en la masa. Una mañana diferente a mitad de viaje me permitió conocer un poco más esta masa tan especial. En este obrador es imprescindible imagevaporizar la masa antes del horneado, y hay que tener cuidado con la masa que con el calor se pasa!

 

image

El “Bành Mì” se puede encontrar prácticamente en cada esquina en puestos calimagelejeros. Algunos nos han dejado meternos de lleno en su preparación, otros miran recelosos mientras los preparan, y otros sin embargo nos han dedicado su mejor sonrisa.

imageimage

Hemos encontrado “Bành Mì” desde los más clásicos a gourmet de franquicias, el de pollo o atún leofilizado con sabores curiosos, hasta los recomendados en Tripadvisor como el “Bành Mì 25” de Hanoi, que cuida cada detalle del marketing de su producto y además regala un plátano de postre.

Las presentaciones variadas algunos en papel de periódico, otros con goma y el típico palillo, papelería del local, bandejas de plástico…acompañado con una cerveza local.

imageimage

2015-11-20 13.10.26

Tal es el furor que hasta han diseñado camisetas “Mr Bành Mì” con su puesto de Street Food, el sombrero y la estrella por excelencia.

image

Para este viaje uno de nuestros clásicos ha sido el de tortilla francesa con hierbas frescas, que simboliza el amarillo de los arrozales, el verde su patria y el rojo de la bandera. Acompañado con un café típico hecho como mandan los cánones con filtro, en tu mesa, ese café que deja que el tiempo se detenga.

Nuestro paso por este país no ha hecho más que alegrarnos la vista…, y el estomago.

image

Si después de leer entero este post, te han entrado ganas de probarlos, en Madrid tenemos la oportunidad de visitar The Big Banh, un nuevo establecimiento que ha abierto en Malasaña, al que no podemos dejar de ir.

Cám ơn Vietnam! Hasta la próxima!